Cabildo-Digital
Sector Salud 90% Confiable 10% Capaz

Por Oscar Glenn - martes, 14 de enero de 2020


Sector Salud 90% Confiable 10% Capaz

Lamentablemente la creación del Instituto de Salud para el Bienestar que sustituye al Seguro Popular, ha mostrado ser otra buena intención y un discurso esperanzador, que en la ejecución, luego de más un año en el gobierno de la 4-T no alcanzaron a diagnosticar y diseñar adecuadamente para que funcionara eficazmente sin poner en predicamentos a los enfermos que de éste dependen, ni a su familias.

Caro está resultado que no le digan al Presidente las implicaciones de sus decisiones, que no le digan cuando algo no se puede hacer o no tenga su equipo la capacidad para cumplir lo que él compromete benévolamente. A ver cuándo aprenden. Ojalá pronto, porque faltan poco menos cinco años y es mucho lo que han prometido transformar, no solo demoler. ¿Es mucho pedir que entiendan y cambien sus métodos?

No han faltado -como ya es parte también de la joven tradición- los que se escudan en lo malos que eran los antecesores y lo "nefasto" que era el Seguro Popular para tratar de excusarse, pero debería darles vergüenza siquiera intentar compararse con quien tanto repudian y sólo referir a lo que ellos fueron prometiendo a diestra y siniestra durante las campañas.

Sale a relucir que el actual director del INSABI Juan Antonio Ferrer, carece de experiencia en el sector salud; pues se ha desarrollado en temas de antropología e historia, en el cuidado del patrimonio cultural del INAH y fue director de zonas arqueológicas en Chiapas y Veracruz. Dirán con verdad que no es la primera vez que pasa, pues en anteriores gobiernos también había de los que pasaban de una dependencia a otra sin mayor mérito que la designación presidencial; pero ufanándose de ser mejores, este señor no ha mostrado en un año capacidad para estructurar uno de los principales proyectos y promesa de la 4-T y ni se inmuta porque seguro es 90% confiable.

Este lunes en otro intento del Presidente por aportar un nuevo elemento al Sistema de Salud, como es la garantía de suficiente personal médico y de enfermería disponible para atender a la población en lugares remotos, alejados de las zonas urbanas a las que nadie quiere ir, se presentó junto con el Gobierno de la CDMX “La Universidad de la Salud” que en la letra promete ser una solución.

Aseguran en la presentación que recibirán estudiantes de todo el país para poder formar los médicos familiares comunitarios, con una filosofía distinta, no orientada a la especialización, sino la formación de personas capaces de atender de manera integral sus comunidades.

Ojala que las Secretarías de Salud y de Educación se hayan tomado esto muy en serio y no se crean que en el campo de la medicina funcionará eso de que sean 90% capaces y 10% confiables, porque la gente en las comunidades no acudirá a los centros de salud y clínicas a visitar a sus confidentes, sino a buscar un remedio a su enfermedad.

Viendo el Mapa Curricular de la Licenciatura en Medicina Comunitaria de la nueva universidad, en comparación con el de Médico Cirujano de la UNAM, me dejan pensando qué falta y que sobra en una y otra. Voy a consultar a algunos doctos en el tema. Quizá yo esté pecando de desconfiado y eso que han diseñado sea suficiente. Si alguien que lea me puede ilustrar lo agradeceré. Ya comentaremos.